un mes con mi ipad

Foto:Charis Tsevis

Foto:Charis Tsevis

Mañana se cumple un mes desde que tengo mi iPad [wifi 16Gb] y ya he una lista de siete grandes y pequeñas conclusiones a partir del uso cotidiano:

1 – La pantalla se raya
Efectivamente, lo pude sufrir el segundo día. La pantalla (desde el punto de vista de material y dureza) es de menos calidad que la del iPhone, y se raya con mucha facilidad. Yo he conseguido tener un rayón de 10 cm por haber dejado el iPad posado en una mesa (con suciedad) apoyado por el lado de la pantalla. Aún busco una solución, por ahora he puesto un protector ZAGG para evitar males mayores.

2 – Necesito el 3G
Wifi está bien, pero no proporciona la movilidad suficiente en España. La cobertura Wifi es muy limitada, y cada vez hay menos vecinos compartiendo su red. Con lo que he comprobado, que en mi caso, 3G es necesario para exprimir al máximo la utilidad del iPad

3 – 16Gb son suficientes
Partiendo del hecho de que el iPad es un dispositivo secundario, y siempre estará conectado al resto del mundo a través del iTunes, y por extensión, a un PC (en mi caso, Mac) donde reside toda la información. Dentro de este contexto, 16Gb de capacidad de almacenamiento es más que suficiente para contener toda la información que debo manejar entre cada sincronización con iTunes. Tener 32Gb o más produciría en mí un desagradable síndrome de Diógenes digital.

4 – MobileMe
He probado muchos sistemas de sincronización automática de información entre varios dispositivos, y finalmente me he quedado con MobileMe. A pesar de la app iDisk (realmente poco útil, yo estoy usando GoodReader para iPad), el MobileMe como disco en la nube me ha transmitido lo suficiente para tener mis datos: confianza. Mención aparte merece la sincronización de la libreta de direcciones y el calendario, en pocos segundos actualiza todos los dispositivos independientemente de punto de entrada de los datos.

5 – La Lectura cansa la vista
He hecho una lectura intensiva de prensa (versión PDF), y me he leido en 2 horas tres periódicos: El Mundo, El País y El Norte de Castilla. Conseguí una visión detallada de la actualidad, pero también un desagradable picor de ojos.

6 – Solo en interiores
El iPad es inútil a pleno sol, incluso con el brillo al máximo. Esto es lógico y normal, al ser pantalla retroiluminada. Pero tampoco es cómodo en exteriores normalmente iluminados, la pantalla refleja y se pierde el detalle de los contenidos. Para disfrutar al máximo de su pantalla y la gran definición y nitidez, siempre en interiores.

7 – No hay libros en Español
Una de las grandes utilidades del iPad es leer libros (si la vista lo permite). Pero no hay disponible ningún libro de pago en Español. Solo están disponibles los clásicos, con descarga gratuita, a partir del proyecto Gutenberg.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *